grillosazules

Si le interesan mis temas me pueden escribir a grillosazules@gmail.com que de seguro le responderé, y ya está.

Thursday, December 25, 2008

El jazz navega sin remo en esta bitácora


Tengo aquí justo en esta fila de blog a alguien que para muchos puede ser una joya del jazz cubano, y para otros, lo que sería aún peor, uno más de los tantos músicos cubanos que ha llenado este país de glorias y olvidos, pero desde luego, todo depende de lo mucho o lo poco sobre conocimiento musical que se tenga, aunque me parece que quién sea realmente cubano conoce de sobra el nombre de Bobby Carcasés. Y ahí entran los amantísimos del jazz, los artistas, los descargadores noctámbulos, los musicólogos serios y los de colgate, y todos aquellos que nunca quieren estar atrás cuando escuchan que les pueden aplicar una evaluación futete si no dan la talla.

Pues voy al tema, dije que he encontrado un blog que es una sorpresa y a la vez una maravilla, su autor es Bobby Carcasés, quien lo inició en el 2007 y lo dejó ahí, tranquilo y en reposo, como esperando otra racha de inspiración, al pairo en la magia del ciberespacio, intacto y agazapado como para que quien lo encuentre lo lea de un tirón.

¿Qué le habrá ocurrido al maestro del jazz que no ha tecleado una línea más a pesar que prometió concluir esa novela de su vida con todos los puntos, pelos y señales? ¿Embaucó a los lectores con ese primer capítulo donde anuncia tremendeces y secretos de su vida?

Bueno, el dijo que tenía en mente hacer un libro sobre su existencia, algo así como una autobiografía y para eso se puso a escribir en su vieja máquina Royal, que tenía la cinta rota y a ratos se le salía del carril, pero que por lo demás todo iba bien, con la ayuda de su hija Verónica

Yo hasta me sonreí con sus cuentos sobre Bets y las alusiones al precio de las viandas, puedo hasta decir que me mantuve sorprendida con esas ingeniosas habilidades entredichas como quien no quiere la cosa, siempre en primera persona, que es como más auténticas quedan las narraciones, sin embargo, a mi legendario héroe del jazz se le acabó el combustible en los primeros capítulos y no ha tecleado una línea más desde el 2007.

Una anécdota: Hace poco este virtuoso del jazz participó en el concurso de música campesina Eduardo Saborit con una canción suya y a su manera, fusionada o friccionada en su estilo jazeado, pero no cogió ni para el chicle, y pensé que la razón pudo haber sido porque Bobby es un autor urbano, cuyo deambular por la vida ha sido sobre el pavimento y no en las grandes extensiones de la campiña cubana, así que nada tenía que ir a buscar en un certamen en el cual se supone que se presenten tonadas y décimas laudeadas en primer plano.

Y en esa cuerda consideré a bien que un compositor de la talla del Bobby, que ha recibido importantes premios internacionales, y ha tocado, cantado y bailado con los más relevantes músicos de Cuba y del mundo, no podía estar entre los ganadores de un ignoto certamen campesino al cual se presentan creadores desconocidos en busca de fama y reconocimiento.

Aunque créanme, me quedé aún más sorprendida que cuando me topé con aquellas estrofas truncas de su weblog porque en el Saborit lo menos que se interpretó fueron canciones del campo alegre, las veredas tropicales, los sinsontes cantores o los cateyes verdes, y perdonen si me fui de ruta, pero tenía que decirlo aunque ese no sea el asunto de mi comentario.

Entonces la cuestión es tratar de incitar a Bobby a que continúe con los escritos en su cuadrante El comediante del jazz. Tendré suerte si alguien lee esto y pudiera avisarle. Hay que decirle que todavía muchas y muchos de sus admiradores esperan por él y quieren seguir leyendo. Eso es todo. Un abrazo y hasta más ver.

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home